Seguidores

martes, 7 de junio de 2011

Sentia tu respiración en mi oreja. Me gustaba, así que me quedé quieta intentando captar el momento. Sabía que en algún momento lo nuestro se evaporaria de algún modo u otro, siempre todo terminaba y nunca fuí de creer que las cosas pueden parecer ser eternas. Sentí tu mano rodeandome por la cintura y noté que estabas despierto. Intenté fingir que dormia pero una simple sonrisa me delató justo en el momento que jugaste mordisqueando mi oreja. Te adoraba de pies a cabeza, eras mi Dios, eras lo único que necesitaba para intentar estar bien. Hize una mueca con la cara y me acurruqué en vos. Me seguias agarrando, me mirabas fijo. Cerré los ojos y me dejé llevar. Queria estar con vos, nada más. Rocé tus labios con los mios y volví a sonreir, que era lo único que sabia hacer cuando estaba con vos.
Vos también cerraste los ojos.
Y empezaste a volar, sin darte cuenta que ibas en el sentido contrario.

2 comentarios:

Lorrainee dijo...

QUE BONITA LA ENTRADAA !! :)

Me gusto mucho el blog :) es preciosoo :$
te sigoo!!
MUAK!!♥

Pasa si quieres por el mio :P y opinas :)
http://buongiornoprincess.blogspot.com/

Luli dijo...

Guau, es muy lindo lo que escribiste. Por momentos fue como volver a vivir cosas que había vivido hace tiempo...