Seguidores

jueves, 21 de julio de 2011

Como el árbol ya sin hojas, así está mi corazón.
Estoy aprendiendo a sanarme y a mejorar mi vida hoy.
¿Por qué te has ido? Ya hace tiempo.
Ahora te vas y así lo entiendo.

No hay comentarios: