Seguidores

miércoles, 10 de agosto de 2011

¿Era necesario crear tanto escándalo, llegar a lo que nunca fuimos? Intentar que algo valiera la pena era en vano, no sin antes saber lo que el destino nos deparaba. Creer que podíamos cambiar, que al menos una vez podríamos mirarnos a la cara sin mentir, sin resentimientos, sin culpa o pena alguna. Pero, ¿cuál es la razón valida para amar a alguien? Nunca entendí esa frase y el por qué de su significado, siempre vivías repitiéndola, como para decorar el aire con tus palabras o intentar enviarme algún mensaje subliminal. Un año después (casi dos) puedo decir que descubrí esa razón, pero no por vos. Dudo que algún día te importé lo suficiente como para levantar la vista de tu ombligo y que te percates de que yo también era de carne y hueso, y que estuve todo el tiempo parada a tu lado, mirando los días pasar de par en par como en una película donde yo era la protagonista pero no podía actuar por miedo a errar o bien los fantasmas de mi pasado se encargaron de atormentarme lo suficiente como para llegar al punto máximo de perderme entre mis restos.

Y son esas cosas que intentas olvidar con fuerzas, pero lo único que logras es auto-destruirte más y más con cada paso que das, cada palabra. Intentar dominar tu sentir suele ser, muchas veces, la peor opción que escogemos a la hora de borrar a alguien de nuestra vida. Pero un error mayor que ese, es intentar borrarla, cuando en realidad una persona es una persona, no objeto que puede desaparecer de nuestros pensamientos como por arte de magia.
Y entonces si yo se esto, ¿por qué estoy intentando suprimirte de mis pensamientos?

1 comentario:

Luli dijo...

Intentas borrarlo porque mas allá de que sea una persona, es alguien que te lastimó, y usualmente pretendemos borrar a ese tipo de personas, el problema es que son los más dificiles de borrar, porque de un modo u otro nos marcaron.