Seguidores

domingo, 11 de septiembre de 2011

Golpeaste la puerta con furia y marchaste. El ruido seco y confuso llegó hasta mis oídos, rasguñandolos sin piedad, lastimandolos con fuerza, como todo lo que siempre llegó a mis manos de tu parte. 
Un dolor de cabeza, los platos de la noche anterior sin lavar, la cama destendida, tazas de café desparramadas en el suelo junto a los libros que nunca terminaríamos de leer. Ese es todo mi pedazo de mundo sin ti.
Inconclusa, así es nuestra historia. Siempre despidiéndonos, sin darnos cuenta que en las despedidas muchas veces se puede esconder la más cálida bienvenida. Y entonces vuelven las ilusiones de esas noches de verano juntos, paseando de la mano mientas los grillos eran testigos de nuestro amor.
Porque si hay algo que tengo que admitir, es que gracias a vos el amor entró a mi vida. 
Y así como lo trajiste, te lo llevaste de regreso.

1 comentario:

Florencia Agostina ☼ dijo...

Me encanta tu Blog! Está muy bueno :D Cuando quieras pasate, www.yourlovefillsme.blogspot.com (: