Seguidores

viernes, 19 de agosto de 2011

Y saber que el momento estaba por llegar. Darse cuenta que perdiste mucho tiempo concentrándote en algo o alguien que no valía la pena en absoluto, y que lo que fue hermoso nunca más ya lo será. Pero esa es la crueldad de la vida, seguir intacta por los años, perderse en si misma sin que nadie se de cuenta de tu ausencia.
Porque seamos sinceros, a nadie le importa suficientemente lo que pasa dentro nuestro como para intentar detener el mundo.

3 comentarios:

Manue † dijo...

Me gustó muchísimo tu blog (♥)
Pasate cuando quieras, un beso linda.

This is how Agustina feels dijo...

Me siento muy muy identificada. ¿No lo habré escrito yo a esto?
Jajaja genia Giuli!

Maria José dijo...

Cada persona tiene a alguien quien la protege... no puede no existir una :/ creo que si no tienes a alguien, no le encontraría sentido a la vida si al fin y al cabo venimos a amar y luego... morir.
Un abrazo =)